Muevan ficha


Muevan ficha...


Porque dentro de este extraño, masivo, caótico tablero de ajedrez en que cabalga la humanidad, cada uno ocupa su casilla, presuponiéndola más preciada que las demás.

Sin embargo, los colores no engañan: vistas desde arriba, todas parecen iguales. Es mucho más abajo donde hay que mirar. Lo cual supone un esfuerzo extra.

Por ello, enumeraré algunas cosas que particularmente me enamoran; y después, algunas cosas que me empujan a la náusea. Y mi única petición es que no comenten ustedes nada al respecto. Simplemente, respondan enumerando su lista particular.

Quiero asegurarme de que no todo son peones puestos en fila.


Lo que me hechiza:

- Los cielos, y sus distintos rostros. Los cambiantes guiños de las nubes. El poder sugestivo de ese tapiz celeste que todo lo envuelve y todo lo domina.

- Los detalles. Esa pequeña muesca en la esquina de la mesa. Ese pequeño lunar en el sótano del labio. Esa pequeña hormiga en la cresta de tus zapatos.

- Aquellas cosas que no sabemos explicar. Por qué Julia se enamoró de ti o de dónde salió ese tipo que años más tarde sigue siendo tu mejor amigo. Qué tenía Fédor Dostoyevski para representar de tan soberbia manera las emociones más oscuras y complejas. Por qué existen la suerte o la casualidad; y si no existen, por qué no.

- La imaginación. Esa privilegiada herramienta con la que podemos erigir ciudades y destruir vidas sin que suceda fuera de los muros de nuestra mente… aunque a nosotros nos parezca que ahí fuera también lo han notado. Nuestra capacidad de anticipación, de sugestión, de evocación. Los sueños, que a veces nos llevan a preguntarnos si acaso no habrá entidades impenetrables durmiendo dentro de nosotros, o ecos de fantasmas de vidas pasadas.


Lo que me embruja:

- La incomprensión. Lo torpes que resultamos en ocasiones a la hora de ponernos en la piel del prójimo. La increíble ligereza con la que nos damos el gusto de juzgar a los demás… o juzgar por los demás.

- La inestabilidad. Que seamos tan poco lineales, tan maleables, tan imperfectos. Que unas veces seamos de acero y otras de seda. Que pasemos de la claridad a la borrasca en lo que dura un suspiro. Que hagamos diana en el primer tiro y nos demos en el pie al siguiente. El no saber qué hacer con el volante cuando aparece un ciervo en el camino.

- Los árboles talados. Las flores aplastadas. Las pieles de foca colocadas en largas hileras, secándose al sol. Que la epidermis de un cocodrilo termine sirviendo de bolso para una puta damisela caprichosa. La falta de escrúpulos que hemos mostrado a la hora de agradecer el permiso de vivir en un lugar tan hermoso. Nuestra voracidad. La enfermiza, colérica, calamitosa e inexorable plaga que representamos.

- La ceguera. Que no seamos conscientes de lo que somos capaces de hacer. Que bajemos los brazos cuando aún no se ha acabado la contienda. Que seamos incapaces de ver más allá de lo que nuestros ojos o nuestra experiencia previa nos permitan. Nuestra esclavitud: la que nosotros mismos nos imponemos cuando no nos atrevemos a escapar de allí donde nos sentimos encarcelados o insatisfechos.



Basta. Ahora les toca a ustedes. Muevan ficha.

6 comentarios:

ilitia dijo...

Lo que me hechiza:

La creatividad, los timbres de voz, la luz de las velas, los lugares que sé que nunca pisaré, la antología de las estrellas, las noches sin luna... Una habitación impregnada por una hoguera, los poros del papel, una belleza paradójica, la desidia, la tragedia, la decadencia… un susurro, Un poema.

Lo que me embruja:

La prepotencia, la ignorancia ignorada, los gritos, la pobreza, los llantos, estar sola cuando no lo requiera y…

Que se acabe el café :)

mv dijo...

Lo que me hechiza:

-El olor de la ropa recién lavada. El olor del jabón. El olor de los días prematuros de la primavera después de un largo invierno.

-La lectura de esa frase que hace que la habitación de un vuelco porque todo cobra sentido; el sentido de estar compartiendo un sentimiento que creías tener sólo para ti.

-El primer sorbo de un té caliente, observando el ir y venir de la gente, mientras busco ese rasgo que hace bello a cada uno del resto de mis congéneres.

-El puesto de flores de la gitana con moño impecable, donde puedes pararte a comprar flores.

-No saber explicar por qué sientes que conoces a esa persona desde tiempos que ni eres consciente de haber vivido.

-La franqueza de una sonrisa que te de las gracias por haber aguantado las puertas del ascensor abiertas.

-La luz del sol reflejada en los cristales, creando formas en la pared, haciéndote guiñar los ojos para no perder la visión en un día claro.
-Las notas de música que te dilatan las venas y hacen que tu sangre corra más rápida. La reverberación del sonido por todo tu cuerpo en un concierto irrepetible.


Lo que me embruja:

-La ausencia total de autocrítica. La exigencia de lo que no se está dispuesto a dar porque son los demás los que tienen el deber de hacer.

-La apología de la mala educación. La alabanza al chavacanismo y la conversión de éste en la cultura de moda. Tener que aguantar que te conviertan en un individuo antisocial y raro por desmarcarse de los manipulados realities que elevan a categoría de Nuevos Valores la incultura, el mal gusto y la ordinariez.

-Tener que poner buena cara a la frase “Pero si no es mala gente” como si encima tuvieras que dar gracias al capull@ de turno por no ser un doctor Mengele cualquiera.

-La destrucción de todo lo que tocamos. La necesidad de este género al que llamamos humano de destruir, conquistar, dominar y extinguir.

-La manipulación de la información. Desviar la atención de los verdaderos problemas hacia los devaneos amorosos de un personaje sin oficio, ni beneficio, o hacia el partido de fútbol creado para facturar cantidades astronómicas de dinero.

-Que la puta damisela caprichosa (que vive a base de hojas de lechuga, mucha agua y otras sustancias químicamente alteradas) se compre un abrigo de piel de bebé foca matado a palos, y que ese sea el estereotipo de mujer que dejemos que nos vendan como mujer glamorosa y sofisticada.

-Un niño descalzo trabajando en un vertedero. El mismo niño empuñando un arma después de haber esnifado pegamento para que las putas guerras de bastardos degenerados consigan hacer números en las mesas de sus despachos.

(... Tal vez debería haber sido tan breve como Ilitia... Perdón si esto ha sido un memorandum demasiado largo. ;-> )

ilitia dijo...

No, por Dios.. ¡tendría que haber sido yo tan extensa! Bravo mv

:P

Anónimo dijo...

lo que me embruja:la facilidad de alguna gente para apiñarse en un bando hostil y arremeter contra el distinto. La inmensa imaginacion que tiene el populacho para el rumor y la critica y la total ausencia de la misma para crear mundos nuevos.la frialdad y la prepotencia. Lo que me hechiza:el olor a cafe recien hecho por las mañanas en una casa ajena,lo hermoso que puede ser un amanecer,siendo algo que ocurre todos los dias,las buenas palabras acompañadas de gestos,el viento de septiembre antes de oscurecer acariciando mi cara,escuchar una cancion despues de tiempo y apreciar detalles nuevos,la primera sonrisa de un extraño,la luna llena en campo abierto,la naturalidad de los niños y su capacidad de sorpresa......

Anouk dijo...

Lo que me hechiza:

-Levantarse por las mañanas con una sonrisa...siendo consciente que estoy viviendo lo irrepetible.
-El david de Miguel Angel en FLorencia.Anodada me quedé...pendiente de volver...
-El olor previo a la tormenta que se respira en plena naturaleza.
-El olor a cesped recién cortado.Me hace sentir viva!
-El conocer a veces no sabiendo que todo pasa...y nada queda..
-La Fugacidad de la vida.
-El vértigo y las mariposas en el estómago cada vez que me emociono o enamoro porque eso significa que todavía tengo la capacidad de sentir y seguir queriendome arriesgar en tener sentimientos aunque a veces la emoción del temor los paralice.
-La gente que sigue manteniendo la inocencia y sigue creyendo que el ser humano es "bueno "por naturaleza y si es "malo" es porque no ha temido el suficiente amor.
-Tener todo el tiempo del mundo por delante y ser consciente de ello.
-Una ducha o baño calentito en una noche de invierno,después ponerse el pijama y ver en el sofá arropada por una mantita una buena peli clásica.
-La lluvia
-Los ojos de mi hijo abiertos de par en par embebiendose del mundo Mira,Mamá!
-Comer paladeando saboreando textura,color ,olor ,temperatura de los alimentos.
-un beso robado a tiempo
-La curiosidad
la lista podría ser.....interminable

Lars dijo...

Muchas gracias por su visita, Anouk. Sea usted bienvenida.